CANAL PROVINCIA

Condenan a perpetua al doble femicida

Miriam y Yesica (madre e hija) fueron asesinadas a cuchilladas en su casa de José C. Paz por el ex marido de la mujer y padre de la joven, quien había sido denunciado por violencia de género por la ex esposa, con quien tenía una disputa por la casa, y quedó detenido.

  • jueves, 18 de abril de 2019 a las 12:33 pm

Los femicidios fueron perpetrados en una vivienda ubicada en la calle Valentín Alsina al 2900 en barrio Frino y las víctimas fueron identificadas por la policía como Miriam Elizabeth Lemos, de 49 años, y su hija Yesica Soledad Avilés, de 30.
Jorge Avilés, de 49 años, estaba separado de Miriam desde hace diez años, tenía una denuncia en su contra por violencia de género.
Los cuerpos de las víctimas de las mujeres habían sido hallados por el hijo menor de Lemos, Franco Avilés, que tenía 22 años en ese entonces, quien también encontró adentro de la casa el arma utilizada por su padre para perpetrar el doble femicidio.

Franco había ido a jugar a la play con sus amigos y al retornar a su casa se encontró con la escena violenta.
La Dirección Prevención y Protección a la Victima de José C. Paz que depende de la secretaría de Gobierno local en el municipio paceño, tomó el caso desde el primer momento.
Con el acompañamiento de la Dirección de Prevención y Protección a la Víctima con todo su equipo y la ONG Familias por la Vida, encabezada por Nilda Gómez como patrocinante del caso, lograron una condena contundente de perpetua para Jorge Avilés, responsable de los femicidios de Miriam y Yesica.
En Recuerdame, el programa de la ONG Familias por la Vida, que se emite por FM MÁS 90.1 habló Franco, el hijo de la Miriam y hermano de Yesica. Recordó el primer día que conoció a Nilda Gómez y a su equipo.
Hoy las dos Mujeres asesinadas brutalmente son recordadas en la plaza Manuel Belgrano de José C. Paz con un Banco Rojo, un recuerdo para aquellas victimas asesinadas en manos de quienes decian amarlas.
“Me dieron el amor de madre que me habían quitado”, relató. “El dolor nunca desaparece”, explicó. Mirá la nota.

¿QUÉ OPINAS?